Acto de Graduación del Grupo Educativo CEF.- UDIMA, Curso 2018-2019

Sáb, 13/07/2019

Por Alberto Orellana y Marta Peiro

El Palacio Municipal de Congresos de Madrid acogió este sábado el Solemne Acto de Graduación del Grupo Educativo CEF.- UDIMA, correspondiente al Curso 2018-2019 del CEF.- Centro de Estudios Financieros y la Universidad a Distancia de Madrid, UDIMA. En él se hizo entrega de las becas a los alumnos egresados de Grado y Máster de la institución académica.

El acto contó en la Mesa Presidencial con la presencia de Arturo de las Heras, presidente del CEF.-, Arancha de las Heras, presidenta de la UDIMA; Concha Burgos, rectora de la Universidad; Emilio Rivas, director general del CEF.-; Eva Serrano, madrina de la promoción; Eugenio Lanzadera, secretario general de la UDIMA, y María Teresa Bote, defensora del universitario.

“Nuestro principal activo es el talento”, reivindicó Eugenio Lanzadera en el discurso que abrió la jornada. El secretario general de la Universidad UDIMA repasó las cifras de alumnos o "talentos", como los llamó, que han superado con éxito las pruebas del curso 2018-2019. Concretamente, especificó que tras la convocatoria de julio han obtenido el título de grado 274 alumnos y “casi mil” estudiantes de máster. En total se matricularon 3.651 alumnos de grado y 3.818 de máster, además de los 80 estudiantes de Doctorado.

Estos, unidos a los 3.489 estudiantes de títulos propios matriculados, hacen que la UDIMA sume “once mil talentos en potencia”, destacó. Los alumnos, recordó el secretario general, recibieron el apoyo de 250 profesores, “de los que la mitad son doctores y una buena parte de ellos cuentan con sexenios de investigación”. En este sentido, Lanzadera recordó los 4 proyectos internacionales impulsados desde la universidad y los otros 24 en los que la institución ha participado. En total, “143 investigaciones desde nuestra fundación que han dado lugar a 475 publicaciones”, resumió.

El doctor en Derecho y Ciencia Política animó a los graduados a hacer frente a los obstáculos que se les presenten una vez acabada su formación. “Tenéis fortaleza y optimismo como para superar todo lo que os propongáis”, aseguró.

Siguiendo el hilo, para superar estos obstáculos y alcanzar la felicidad en el trabajo, Concha Burgos, rectora de la UDIMA, les dio una serie de consejos. Estos se resumían en tener pasión por lo que hacen, la creación de un buen entorno sociolaboral, el reconocimiento social y el desarrollo de la autoestima.

“La pasión por el trabajo es la vía más directa a la felicidad laboral”, aseguró la rectora de la UDIMA, quien agregó que en ello la fuerza mental es una de las mayores claves, como ilustró al mencionar los elogios y la admiración que cosecha el tenista Rafael Nadal. Esa pasión, dijo Burgos, se demuestra implicándose en el trabajo. “Tenéis que implicaros o invertiréis tiempo pero no energía”, advirtió. De esa manera, “contribuiréis a que la sociedad sea mucho mejor”, sentenció.

Desde el punto de vista empresarial, para lograr esa implicación debe haber un buen ambiente de trabajo en el que existan la “cooperación y la camaradería”, puntualizó la rectora. En este ambiente, “facilitar que las personas piensen y tomen decisiones de manera autónoma les ayuda a sentir que son dueñas de su destino”. Para ello, es importante “dejar que los trabajadores cometan errores y aprendan de ellos”, al igual que reconocer su esfuerzo. Sin embargo, aunque el reconocimiento social es “muy importante”, Burgos recomendó no obsesionarse, “cultivar la autoestima y practicar un estilo de vida de mente sana”.

"No dejéis de formaros"

“Sois un activo que tendremos en cuenta los empresarios como un claro factor de competitividad”, dijo Eva Serrano. La madrina de la promoción y presidenta de la Asociación Española de Mujeres Empresarias (ASEME), vicepresidenta primera de la Cámara de Comercio e Industria de Madrid y vicepresidenta de la Confederación Empresarial de Madrid (CEIM-CEOE), brindó también a los graduados una serie de consejos para facilitar su incorporación al mundo empresarial. “No dejéis nunca de formaros, actuad siempre con ética, desarrollad vuestra capacidad de emprendimiento, cultivad vuestra marca personal, sed activos y practicad la empatía”, desgranó. Todo ello les ayudará en su misión de “cambiar este mundo” en temas como la igualdad, factor que subrayó.

De mejorar la sociedad también habló Arturo de las Heras, presidente del CEF.- Centro de Estudios Financieros, quien animó a los graduados a asociarse a clubes y organizaciones como la Asociación Española de Mujeres Empresarias (ASEME), de la que Serrano es presidenta. “Sacad tiempo para trabajar en la defensa de los intereses colectivos debería formar parte de nuestras tareas profesionales”, manifestó Arturo de las Heras, quien, al igual que Serrano, apostó por la formación continua, “seña de identidad del CEF.- ”, que esperó que los alumnos hubieran interiorizado.

Precisamente, a los estudiantes les recordó que su vinculación con la casa no acaba ahora, sino que puede extenderse en el tiempo gracias a la Asociación de Antiguos Alumnos ACEF.- y la Bolsa de Trabajo y Emprendedores. Además, insistió en que permanezcan al día de las novedades del grupo mediante las webs y las redes sociales.

El presidente del CEF.- valoró el esfuerzo realizado por todos los alumnos de grados y másteres. “Os habéis entregado al estudio y no hay sustituto para el trabajo duro”, expuso. “No habéis ahorrado esfuerzo en enfrentaros a materias muchas veces complejas, lo que revaloriza vuestro merecido reconocimiento”, admitió. En este sentido, en nombre del cuadro docente deseó haber “acompañado” y dotado a los alumnos de “herramientas para progresar en un futuro de cambios exponenciales”.

Para transmitir el sentimiento de los recién graduados subieron al escenario Sandra García y Emilio Calabuig. García habló en representación de los alumnos de máster. “Hemos hecho un enorme esfuerzo para llegar hasta aquí, y somos los protagonistas de nuestro propio éxito”, valoró la graduada del Máster de Asesoría de Empresas. Al igual que los anteriores ponentes, quiso poner en valor la calidad del profesorado, de quien dijo que “no se ha limitado a leer, sino a contar lo vivido”. Los docentes “nos han transmitido que todo se consigue con esfuerzo”, recalcó García.

La “formación personalizada” recibida otorga a los alumnos “grandes oportunidades de desarrollo profesional”, comentó. Gracias a ella, “el futuro es nuestro, somos la generación mejor preparada de la historia”. “Una buena parte de este grado también es vuestra”, señaló por su parte Calabuig. El graduado en Psicología quiso dar su mayor agradecimiento a familiares y amigos, “pilar fundamental” para haber cumplido sus objetivos.

De cara al futuro próximo, el ya psicólogo insistió en “seguir aprendiendo, reciclando los conocimientos que ya tenemos, formándonos y actualizándonos”. También quiso lanzar un mensaje inspirador a sus compañeros: “Hoy no acaba todo, hoy todo acaba de empezar. El gran reto está por venir, salir fuera y demostrar lo que hemos aprendido”.

El evento contó con la colaboración de Luis Miguel Belda, director de Comunicación del Grupo Educativo CEF.- UDIMA; Benilde Álvarez, coordinadora de Oposiciones, y María Teresa Bote, defensora del universitario.

Galería de imágenes

Acto de Graduación