Proponen iniciativas innovadoras que cualifican los programas educativos bilingües

Jue, 28/02/2019

Ana Otto

La doctora de la UDIMA Ana Otto apuesta mecanismo de evaluación pensando en el aprendizaje

Por UDIMA Media

La doctora en Lenguas Modernas y Educación de la Universidad a Distancia de Madrid, UDIMA, Ana Otto, sostiene que cuando la evaluación en un centro educativo de un programa de enseñanza bilingüe se concibe desde el punto de vista formativo o "para el aprendizaje", en contraste con la evaluación clásica sumativa o "del aprendizaje", ésta resulta mucho más beneficiosa para todos los agentes implicados, ya que se presenta integrada en el proceso de enseñanza-aprendizaje, no al final del mismo, lo que, a su juicio, reporta múltiples beneficios a largo plazo.

Adscrita a la Facultad de Ciencias de la Salud y Educación de la UDIMA, Otto, junto con el profesor Tom Morton, de la Birbeck University of London, ha impartido en el centro de formación del profesorado de Valladolid, el seminario titulado ‘Assessment in CLIL: From Theory into Practice’, en el que se abordó la frecuente corriente de críticas a la evaluación en el ámbito educativo y, más aún, al hecho de que los programas bilingües carezcan de los mecanismos de implantación adecuados y estén, por tanto, devaluando el nivel de contenidos que se les exige a los alumnos.

Sin embargo, Otto y Morton significaron que, a partir del uso sistemático de instrumentos y herramientas de evaluación (auto-evaluación y co-evaluación, el portfolio o diario de aprendizaje entre otros) se logra una “mayor objetividad” y se promueve la reflexión del alumnado en torno a los aspectos que debe mejorar y cómo avanzar en este sentido.

La evaluación, por tanto, pasa a centrarse en "lo que el alumno sabe hacer", que son sus competencias y habilidades,  y no en la “simple memorización” de contenidos que suele estar presente en los exámenes tradicionales.

El propósito del seminario, dirigido a profesores en activo de primaria y secundaria de los centros bilingües de Castilla y León, fue sensibilizar a los participantes acerca de la necesidad de implantar procesos de evaluación formativa en la enseñanza bilingüe y presentar algunas propuestas y herramientas prácticas, que contribuyan a un mayor aprovechamiento de los contenidos por parte del alumnado y, en definitiva, a una mayor calidad de los programas bilingües.

Galería de imágenes

Ana Otto